Plantas nocivas para gatos en casa

Entre Plantas y Gatos

Tal vez te haz hecho esta pregunta, tal vez no. Pero lo cierto es que sí debemos tomar en cuenta este tema cuando se tienen gatos en casa.

¿Qué plantas puedo y no puedo tener si tengo un gato en casa?

En muchos hogares amamos a los animales y tenemos uno o más de uno, entre ellos… el Gato, una mascota curiosa por naturaleza que diariamente investiga todo a su alrededor, por ello decidimos orientarte un poco en cuanto a cuáles plantas NO DEBERÍAS tener en casa y recomendarte las más aptas para decorar y a la vez cuidar de la salud de tu amado y loco explorador. 

RECUERDA SIEMPRE QUE LAS HIERBAS Y PLANTAS SON UNA NECESIDAD PARA LOS FELINOS, ASÍ QUE NO DEJARÁN DE ESTAR EN CONTACTO CON ESTAS. EVITEMOS MOMENTOS DE ANGUSTIA POR ALGUNA INGERENCIA.

 

5 PLANTAS QUE DEBEMOS EVITAR EN CASA AL TENER GATOS

1. No al Ficus Lyrata

Esta planta destaca por sus grandes hojas en diferentes tonalidades de verde y muy parecidas a las de una higuera. A pesar de estar muy de moda en los últimos años no resulta una buena idea llevársela a casa si convivimos con una mascota. Su ingesta puede producir al felino náuseas y/o diarrea.

2. No a la Monstera Deliciosa

monstera

Esta planta trepadora también conocida como costilla de Adán de origen tropical representa todo un peligro para nuestra mascota. Masticarla puede originar ardor bucal, dolor agudo, salivación excesiva o hinchazón de lengua y faringe con dificultad para respirar. La ingesta, además, podría agravar el cuadro y producir, en casos extremos, la muerte del gato.

3. No a la Hiedra

pexels-lumn-281490

Debido a los pelos que recubren la planta y el jugo de su interior el contacto directo con ella puede provocar al felino dermatitis con irritaciones y erupciones cutáneas. Ingerirla agravaría los síntomas con trastornos gastrointestinales, fiebre, disminución de la frecuencia cardíaca o incluso, el coma. En casos graves produce la muerte por asfixia con parada respiratoria.

4. No al Crotón

croton-plant-2071620_1920

Esta planta destaca por la tonalidad de sus hojas que van desde el verde, el blanco y el rojo pasando por el rosa, el amarillo y el marrón. Es originaria de Malasia.  Con un gato en casa, mejor mantenerla cuanto más lejos mejor: Provoca deshidratación, problemas en el sistema digestivo e, incluso, en el sistema nervioso.

5. No a la Sansevieria

Muy vista entre las plantas de interior se la conoce también como ‘planta de la serpiente’ o ‘espada de San Jorge’ por sus hojas alargadas, duras y punzantes. Resiste muy bien la falta de luz y las atmósferas secas,  pero  son un peligro para los gatos: Náuseas, vómitos, salivación excesiva y diarreas.

Pero aquí no venimos sólo a mencionarte las plantas que pueden dañar a tu minino, también te nombramos algunas opciones que por el contrario puedes tener y que sí le traen muchos beneficios a tu hermoso y peludo compañero.

PLANTAS QUE SÍ PUEDES TENER EN TU HOGAR TENIENDO GATOS

1. Catnip o Hierba gatera, la mejor planta para gatos (CONSULTE A SU VETERINARIO DE CONFIANZA)

Si buscas una planta para tu gato que no sea tóxica pero que, además, le aporte beneficios para su salud, la hierba gatera es lo que necesitas.

 La Nepeta cataria, conocida popularmente como catnip o hierba gatera, ejerce sobre los felinos un efecto que podríamos catalogar de narcótico. Esta reacción es producto de la nepetalactona, un principio activo que se encuentra en la composición de la planta, puesto que esta sustancia tiene la capacidad de estimular las neuronas sensoriales del gato. Al ocurrir esto, el animal experimenta una sobreestimulación que muestra frotando con intensidad la planta, lamiéndola o mordiéndola.

La hierba gatera permite aliviar el estrés en gatos que lo sufren o evitar que se desarrolle, fomenta un ambiente tranquilo y, a su vez, ofrece un extra de estimulación mental. Consulta todas las Propiedades de la hierba gatera y no dudes en adquirir una de estas plantas.

2. Sí a la Pilea Peperomioides

Muy utilizada como elemento decorativo, en los ambientes nórdicos se la conoce popularmente como ‘la hiedra sueca’ sin embargo, procede del sur de China donde su nombre común ‘planta china del dinero’. Con ella, los gatos no corren peligro.

3. Sí a la Calathea

Conocida también como la ‘planta de la oración’, no representa ningún riesgo para la salud de las mascotas. Purifica el aire, le gusta la humedad y la luminosidad y destaca por su carácter ornamental y la belleza de sus hojas en sus diversos colores, que combinan tonalidades rojas, verdes y naranjas.

4. Sí a la Orquídea

Las orquídeas son delicadas, esta majestuosa planta que ofrece  elegancia, sofisticadas y pueden florecer varias veces al año. No requieren cuidados complicados: una temperatura media de 22 grados, un alto nivel de humedad y una gran necesidad de luz sin ser sol directo, con ella, los gatos estarán 100% seguros en casa.

5. Sí al Rosal

Esta planta es más asociada  a jardines exteriores pero también puede cultivarse sin problema en interiores. Se caracteriza por ser una de las  flores  más hermosas, solicitadas y admiradas del mundo,  y es totalmente inofensiva para los gatos.

6. Sí a la Areca

Una de las mejores plantas para crear un ambiente seguro para tu gato. La areca o palmera purifica, además, el aire, se da muy bien en interiores – siempre que tenga buena luminosidad y un riego abundante, y aporta a cualquier vivienda un aire exótico y muy tropical. Puede alcanzar hasta los tres metros de altura aunque lo habitual es un metro y medio.

7. Sí al Helecho

Una de las plantas purificadoras por excelencia y más segura para tus gatos. Demanda pocos cuidados, crece sin problema en espacios poco luminosos, muy decorativa  y perfecta para colgar. Además como planta reguladora de la humedad es ideal para personas que sufren de sequedad de garganta.

8. Sí a los Cactus

Una opción ideal cuando se tienen mascotas en casa. Necesitan muy pocos cuidados, hay una amplia variedad de especies,  Si nos preocupan las púas o espinas podemos decantarnos por variedades como el cactus cebra.

9. Sí a las Suculentas

Otra elección perfecta cuando buscamos plantas no tóxicas para gatos. Cactus y crasas son plantas ideales para quienes buscan la espectacularidad humilde de las plantas. Un tándem perfecto, el de la paz y la sencillez, para disfrutar de la naturaleza en casa.

Sí te gustó nuestro artículo, cuéntanos que te pareció, déjanos tus comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba